Viéndole el queso a la tostada y escuchando a un cuentero @danielcastagno

Segunda clase, anhelando que llegara este día. Ya no me siento tan alejada de las ideas ni la información, ahora entiendo mejor el lenguaje de Twitter, pero apenas es el principio, aún falta mucho por aprender.

Daniel (@danielcastagno), uno de nuestros “profes” empieza a ponernos en contexto contándonos con un breve resumen, la historia de Internet y el avance que ha tenido desde sus inicios, hace un símil para compararlo con las diferentes épocas de los movimientos más representativos en Europa. La Edad Media, la Ilustración y finalmente la Postmodernidad.

En Internet, desde sus inicios en 1961, han existido innumerables progresos que han dado paso a una revolución virtual, que hoy en día nos permite recibir información desde cualquier lugar del mundo sin leer la prensa o ver las noticias. Internet ha evolucionado a lo largo de 40 años, pasando de un servicio unidireccional en el que el internauta solo era visto como consumidor a un sistema mejorado y más atractivo que actualmente se conoce como Web 2.0. Este nuevo formato nos permite participar, opinar y crear como internautas nuevos espacios, contenidos e ideas para compartir con otras personas. Esta inclusión que nos da el 2.0 esta promoviendo la perfección o mejora de este formato y es probable que en un futuro próximo, seamos testigos de una nueva etapa virtual, cuando llegue la versión 3.0 que nos permitirá tener un mayor alcance de la información, quizá conectándonos a Internet a través de aplicaciones de contenidos semánticos que interpreten nuestras necesidades con más rapidez y menos exactitud en los datos de la búsqueda.

Los tiempos avanzan y con qué rápidez. Recuerdo cuando creé mi primera cuenta de email y las primeras redes sociales. Ahora somos partícipes de la revolución 2.0 que nos ha permitido conocer y compartir con personas en tiempo real sin estar cerca y sin ni siquiera conocerles, pudiendo estar al otro lado del mundo. Somos protagonistas de una revolución de conocimiento a gran escala; porque antes de tener twitter y estudiar social media yo desconocía mucha información y ahora se más que ayer.

Ahora por ejemplo sé que en esta materia también hay intrusos. Aquí, nuestro profe, hace un inciso para aclarar que estos personajes son llamados en el lenguaje de un CM como “trolls” y nos explica de forma divertida y en plan cuentero (persona que cuenta cuentos) la historia de Bilbo, el hobbit al que los trolls atraparon pero pudo escapar porque por estar discutiendo amaneció y el sol convirtió a los “trolls” en piedras. Mira qué historia más bonita para explicarnos que no debemos caer en el juego de estos personajes que pronto llegarán para sabotear nuestra reputación online. Este cuento y pequeña explicación fue un abrebocas al tema que ya se desarrollará en las próximas clases y del que también publicaré un post en mi blog.

A ver si ahora que ya se le ve el queso a la tostada como dicen en donde nací (Colombia) me enamoro más de esta “labor” de investigador, creador de contenidos, reportero online, comunicador, moderador…y si sigo no paro, como en la infografía de mi primer post porque es una labor que abarca, incluye e integra varios perfiles, conocimientos o profesiones. Pero lo mejor y más bonito de mi segunda clase, fue la conversación de 14o caracteres que tuve con uno de los grandes referentes del Social Media, quien me dijo “no se trata de carrera si no de actitud”. Gracias @luisfernandez.   Para la próxima clase, más !!

Anuncios