¿Tienes Facebook?, ¿No?, ¿quien eres?…

Recuerdo que hace 6 años, cuando corría el otoño del 2006 una amiga me recomendó Facebook, era la nueva red de comunicación que uniría al mundo y que te permitiría volver a contactar con aquellas personas que no veías tiempo atrás y de quienes no sabias apenas nada. Facebook no fue de mi agrado, lo encontré similar a lo que entonces existía y se usaba con frecuencia. Se trababa del Hi5 que me había dejado hasta el moño con sus ires y venires entre chisme y cotilleo y que al final se quedó relegado a un grupo escaso de adolescentes. En ese momento, con la experiencia anterior pasé un poco de FB, luego me convencí de que era necesario activar un perfil si quería permanecer en contacto con mis familiares, de los que varios viven en el extranjero, algunos en América Latina, Estados Unidos  y Australia. Tener Facebook me permitiría comunicarme con ellos de forma inmediata a través de mensajes, gratis y actualizándome con sus fotos más recientes.  Tengo que reconocer que de esta manera Facebook me enganchó.

Volver a tener noticias de amigos que hace tiempo había perdido de vista, conocer la nueva novia de mi ex y las salidas veraniegas de la del 5º, captaron mi atención. Con el tiempo vi que la gente se hacía amigo de personas que ni conocía ni le interesaban, solamente lo hacían para halagarse a si mismos por la cantidad de amigos que tenían y lo reconocidos que eran. A decir verdad mis amigos siempre fueron pocos y me sorprendió ver que un día mi perfil superaba en récord más de 200 personas que decían ser mis “amigos”. Como dicen por ahí, amigo el ratón del queso….. yo nunca he tenido más de 10 amigos, conocidos muchos, pero amigos, realmente amigos, esos que te dejen el abrigo en mitad de la nevada, esos que te dejan su osito de felpa para dormir o los que te prestan dinero cuando la cuenta esta en rojo, de esos menos 😀 Realmente amigos, AMIGOS ! de esos que se escriben con mayúsculas, creo que en una mano los puedo contar y me sobran dedos. Así que es increíble que en facebook mis amigos superaran las doscientas personas. Otro día resolví hacer una inspección en mi cuenta y deshacerme de las personas que realmente estaban allí ocupando un lugar con una etiqueta pero sin sentido y sin apenas una relación que lo mereciera. Entonces desaparecieron varios personajes, entre ellos alguna vecina, los amigos de mis amigos, la prima de la ex novia de mi hermano, el sobrino de mi marido que sin ser mayor de edad también tenía Facebook. Entonces alguien me dijo que no me deshiciera de mis amigos porque entonces parecería una antipática, antisocial o “frustrada” para socializar e interactuar con otras personas. Realmente es que encontraba que Facebook era tan intimo y personal que apenas podías socializar con alguien que no me conocía de nada y que se estaba enterando de mi vida con lujo de detalles viendo mis fotos.

Hoy, 6 años después, he entendido que esta red social es bastante útil no solo para enterarme que sería tía antes de que mi hermano nos diera la noticia, si no que es una red de gran utilidad y alcance a nivel de marketing, a nivel comercial y como herramienta masiva de comunicación para estrategias de marca. Todo hay que decirlo y porque no contarlo, ya que tengo diario personal, perdón, blog, me gustaría contaros que Facebook para mi, pasó de ser “Chismebook” para convertirse en el trampolín que me llevaría a la fama a nivel comercial, cuando en plena necesidad, sin trabajo y con muchas ideas, creé una marca y la di a conocer haciendo marketing online made by Laura. A mi manera diseñé “Tela, tela, tela Marinera” una marca original de bolsos de tela hechos y pintados a mano, que hacen mis padres. Mi padre Emilson Sánchez es pintor por convicción y ha hecho del arte un estilo de vida del que intenta vivir. Al margen del cariño que le tengo y me une a él, tengo que decir que tiene madera y talento con la pintura. Mi madre en cambio disfruta con una máquina de coser, telas e hilos de colores. Ella se encarga de confeccionar los bolsos en telas de calidad y mi padre de pintarlos. Entonces partiendo de esta idea y teniendo en cuenta que en medio de la crisis es cuando las ideas surgen y tienen salida, entonces eché mano de mis conocimientos en diseño gráfico y comunicación para hacer una campaña completa y hoy, Tela, tela,tela Marinera cumple 12 meses de funcionamiento y puesta en marcha, a través de Facebook y del boca a boca. Realmente funciona y es una herramienta en apogeo comercial.

Si eres empresa y no tienes Facebook estas incomunicado con tu público. Tela, tela, tela Marinera recibió las primeras sugerencias de sus clientes por este medio, por este medio recibió sus primeros pedidos y sus primeras felicitaciones.  Aquí para que echéis un vistazo. Todo de forma directa e informal, bidireccional y familiar,  como si nos conociéramos de toda la vida y estuviéramos tomando un café mientras hablamos de moda, tendencias y vemos la última colección de bolsos. Facebook nos permitió analizar el público y sus necesidades, haciéndose necesario ampliar nuestro catalogo e innovar con prendas pintadas a mano también, como camisetas y blusas y como consecuencia realizar dos exposiciones de las que además conocimos nuevos clientes y personas interesadas en otras ciudades diferentes a Madrid. Empezamos a despachar nuestro producto a otras ciudades de España como Valladolid, Jerez y Barcelona. Más tarde a Colombia, Venezuela, Perú Estados Unidos, y Australia y ahí vamos, gracias a Facebook.

Hoy, tengo la suerte, mejor, la oportunidad de aprender CM para SM de la mano de tres referentes del mundo 2.0 @brunovd ,@FerRubioAhumada y @danielcastagno  y además ser practicante en tiempo real de este apasionante mundo para un referente de la salud, la nutrición y medicina estética en Madrid. Clínicas Instimed con 20 años de experiencia en este medio y del que ahora me hago responsable de Social Media para Twitter. Espero hacerlo bien con la ayuda y consejo de todos ustedes. Y además no olvidar la marca que nació como necesidad y alcanzó reconocimiento y éxito a través de FB. Y no terminaré sin antes de decir que con humildad y sencillez se aprende el doble. Gracias!